Ante la urgencia de una institución con capacidad suficiente para producir y encauzar la formación integral de los seres humanos en torno a su óptimo desarrollo intelectual y la puesta de sus capacidades y recursos al servicio de una comunidad, se funda en 1991 la Universidad Latina de América.

Con la conciencia de la realidad social que una empresa educativa debería tener y con la convicción de subordinar cualquier interés a la tarea de formar a las nuevas generaciones en:

La búsqueda, discusión, la producción del conocimiento y el apego a una sana y responsable orientación de valores, además del desarrollo de criterios propios que les permitan enfrentar las diferentes etapas de su haber personal, social y universitario logrando con esto un bienestar a través de la cultura.

Bajo este concepto, nace también la Biblioteca de la Universidad Latina de América, ya que para el desarrollo intelectual del ser humano es precisa la cercanía al conocimiento acumulado en las bibliotecas, por su carácter de testigo, partícipe y reservorio de la historia de la evolución del pensamiento humano. (Sabor, Josefa (1984). Manual de biblioteconomía).

Para el proyecto académico inicial y renovado de la UNLA, la presencia y evolución de su biblioteca ha sido pieza clave de sus cuatro ejes fundamentales como institución educativa: la formación interdisciplinar, la flexibilidad, la vinculación, y el auto aprendizaje.

 

Directorio del área y contacto

 

 

Blanca Edith Gómez Gómez
Adquisiciones
3-22-15-00 Ext. 1132
begomez@unla.edu.mx