Campus Ecológico

Nuestra universidad cuenta con un campus ecológico privilegiado. Es el más grande entre todas las universidades privadas de Michoacán. Consta de 25 hectáreas arboladas, con dos arroyos que afloran de manantiales y un lago de poca profundidad que también está en el interior del campus. La UNLA es una institución donde se promueve con el ejemplo la sustentabilidad y el respeto por la naturaleza.

La riqueza de flora y fauna permite que los estudiantes puedan tener contacto directo con las diferentes especies de plantas y animales que habitan al interior del campus, aprendiendo a respetarlos y convivir con ellos. Nuestra universidad fue la primera institución de educación particular en el país en firmar “La Carta de la Tierra”, documento que promueve la sustentabilidad, la lucha por la justicia, la búsqueda de la paz y la celebración de la vida, existiendo al interior de la UNLA un jardín especial llamado “Jardín de la Paz”.

Las áreas verdes, jardines y andadores de la Universidad son bastos y poseen una gran cantidad de plantas y árboles, destacándose los sauces, fresnos, ahuehuetes, eucaliptos, pinos y jacarandas, además de cactus y nopales.

La fauna es muy variada, pudiendo observarse a simple vista ardillas, tlacuaches, patos, pájaros, conejos y lechuzas. En el lago hay una población numerosa de carpa y algunos peces de ornato. Cada año, algunos patos migrantes llegan a la UNLA. En otoño es común ver el nacimiento y crecimiento de crías, muchas de las cuales dejan la UNLA al terminar el invierno después de volar en círculos alrededor del lago.